El Dinero y Nuestra Búsqueda de Realización Espiritual, por Sara Awad

money and spiritual search

La pobreza es una forma de vida y de pensar,
y no solamente la falta de dinero o cosas.
— Eric Butterworth

“¡Tú naciste rico!” Con esta simple declaración, Karen Russo* resume la verdad de la abundancia inherente y el poder financiero que tiene cada uno de nosotros. Explica, “Cuando la mayoría de la gente piensa en el dinero, lo relacionan con carencia o limitación debido a su condicionamiento. Se hacen sus propios prisioneros, pero no lo saben, así es que nunca se les ocurre que pueden liberarse.”

Como consultora de negocios, consejera de finanzas y ministro con ordenamiento de Religious Science, Russo teje estrategias prácticas para crear riqueza con verdades espirituales inmemoriales.

“El mundo está experimentando un despertar espiritual sin precedentes. Millones de personas se están enterando de la verdad de que nuestro bienestar no depende de nada fuera de nosotros; todo lo que necesitamos está dentro de nosotros. Sólo se requiere la decisión de salir del modo de supervivencia y cambiarlo a una vida de abundancia magnífica,” ella dice.

Russo se apresura a indicar que, para mucha gente, el dinero y la espiritualidad son dos áreas diferentes de experiencia. Menciona que es este sentido de separación precisamente lo que nos impide experimentar la libertad financiera que es nuestro derecho de nacimiento.

“Cuando pensamos en nosotros como seres limitados, definidos por nuestros estados de cuenta, nos atrapamos nosotros mismos. La verdadera prosperidad viene de un sentimiento profundo de ser uno con la naturaleza ilimitada de la Fuente Universal, con la cual toda la vida está conectada.”

Encontrando Su Camino a la Libertad Financiera

En la escuela católica a la que asistió de niña, a Russo le enseñaron que en esta vida necesitaba ser obediente a Dios para ganar su gracia para que pudiera irse al cielo cuando muriera.

“El plan de gracia que las hermanas describían parecía un plan de ahorros,” se acuerda. Pero aun a la tierna edad de 11 años, podía sentir una verdad más profunda. “Yo sentía aún de niña que los seres humanos están hechos en la semejanza de una realidad más grande, y que siendo uno con la naturaleza universal, ya debemos ser completos, infinitos y totales.”

La idea de que no necesitamos ganar la abundancia porque ya somos la abundancia que buscamos influenció profundamente la filosofía de Russo acerca del dinero y su significado en nuestras vidas. “Firmemente creo que cultivar nuestra espiritualidad, nuestras creencias y hábitos acerca del dinero es tan importante como desarrollar nuestra capacidad de ganarlo, invertirlo, intercambiarlo, aumentarlo y comprenderlo.”

Cultivando un Sentido de Totalidad.

La Riqueza no procede de la abundancia de bienes
mundanos sino del contenido de la mente.
— Muhammad

“El poder financiero verdadero,” dice Russo, “es una fuerza interna desde la cual nos conectamos con toda la vida. Cada uno de nosotros tiene una creencia primaria acerca de la naturaleza del universo y por qué la vida es como es. Cada aspecto de nuestras vidas, incluyendo nuestras finanzas, refleja esa realidad, ya sea de escasez o de abundancia.”

Ella indica que la escasez – una suposición sutil pero generalizada de que no hay suficiente para todos – es la raíz de la mayoría del sufrimiento económico tanto en el individuo como a escala global. “Donde hay escasez, hay miedo, ansiedad, acaparamiento, encubrimiento y retención,” explica. “Cuando perseguimos la riqueza sólo por protección o seguridad, estamos operando a la sombra de la escasez y ninguna cantidad de acumulación material la va a satisfacer.”

“El miedo es cuestión de fe, no de finanzas. Su influencia se rompe cuando comenzamos a comprender que toda la vida ha sido creada por una Fuente infinita, eterna, a la cual está conectada.” Es sólo cuando entendemos profundamente que ya somos uno con nuestra fuente creativa que empezamos a encontrar la paz. “El secreto de la paz permanente,” dice Russo, “no es una cantidad de dólares ni la adquisición de un trabajo o inversión en particular. Es elegir cumplir la realidad de la integridad.”

Eligiendo la Libertad al Definir Nuestras Finanzas

Nunca estarás seguro financieramente hasta
que estés seguro espiritualmente.
— Sharon Riddell

Expandiendo sobre el concepto de que los lentes espirituales por los que vemos nuestras fianzas define nuestra experiencia, Russo dice que la gente con frecuencia falla en manifestar el resultado económico que desean debido a sus creencias ocultas acerca del dinero. “Los humanos somos seres profundos, complejos. Además de nuestras creencias conscientes, tenemos ideas subconscientes, percepciones y pensamientos acerca de nosotros mismos, del dinero y de nuestras vidas.”

Estas creencias, generadas por experiencias pasadas, condicionamiento familiar y social, y por la conciencia colectiva de la humanidad son parte de nuestras almas que descubrimos a lo largo de una vida de práctica espiritual e investigación interna.

Russo indica que una de las formas más comunes en que nuestras creencias acerca del dinero se expresan es a través de nuestras historias y supersticiones. “Las supersticiones son conceptos mentalmente debilitantes que no benefician nuestra riqueza ni nuestro bienestar,” explica. “Los pensamientos, tales como ‘el dinero es malo’ o ‘mis finanzas están fuera de control’ se combinan con nuestras emociones y nos hacen sentir victimizados. Estas ideas son entonces reforzadas en nuestra mente subconsciente por la intensidad y la repetición. Cuando empezamos a creer que vivimos en un universo de amor y plenitud, estas ideas ya no resisten la lógica ni el escrutinio y empezamos a experimentar libertad financiera.”

Entra en el Flujo de Dar y Recibir

El modo de supervivencia es, de acuerdo con Russo, otra forma en la que nuestras ideas subyacentes acerca de la incapacidad financiera se muestran en nuestras vidas. “Cuando estamos en el modo de supervivencia, nuestros hábitos acerca del dinero se sienten como auto defensa,” dice. “Constantemente estamos tratando de prevenir que pasen cosas malas.”

Cuando vamos más allá del modo de supervivencia y empezamos a enfocarnos en prosperar y crecer, en vez de sólo la supervivencia, dejamos de batallar. “La naturaleza de la vida es flujo y circulación. La Ley de la Circulación se basa en la idea espiritual de que lo que damos, también lo recibimos. La respiración es un bello ejemplo de circulación fácil y natural. El flujo requiere que tomemos y demos. Al igual que respirar, el dar y recibir dinero circula el abastecimiento,” dice. “Cuando comprendemos que no es posible que demos sin recibir el equivalente, reconocemos que nunca hay necesidad de retenerlo por miedo, porque el abastecimiento es infinito. Es entonces cuando empezamos a conectarnos con la posibilidad infinita para nuestras vidas financieras – y nos elevamos del modo de supervivencia al camino de la expansión.”

“El secreto es cruzar el umbral de nuestra visión del poder financiero real; es saber que tú ya fuiste creado en la imagen de la Divina Presencia, amorosa, abundante, infinita y eterna, y esa es la naturaleza de este Uno que, aunque es completa, siempre está en expansión. Siempre hay algo más de Dios esperando expresarse. Cuando cultivas tu reconocimiento de esta verdad espiritual, estás en paz, eres libre y eres poderoso.”

* Karen Russo es la autora del Libro, “The Money Keys” (Las Llaves del Dinero.)
___________________
Traducción: Rev. Martha Topel
CSL Redondo Beach, CA

 


2020-11-24T11:58:32+00:00

¡Comparte este post con los demás!

Go to Top