¿Quiénes son los Centros para la Vida Espiritual?

CSL Home OfficeCon base en Golden, Colorado, Centers for Spiritual Living™ es una comunidad global compuesta por más de 400 comunidades espirituales, capítulos de enseñanza, grupos de estudio y otros ministerios en 30 países. Estas comunidades enseñan una filosofía de Nuevo Pensamiento que une la religión y la ciencia y ofrece herramientas espirituales para transformar las vidas personales y ayudar a hacer del mundo un lugar mejor. Esto se hace a través del estudio y la práctica de la Ciencia de la Mente y el Espíritu, también conocida como Ciencia Religiosa, que sostiene que toda la vida es sagrada, que cada ser humano es una expresión de Dios. Creemos en la Causa y el Efecto y enseñamos que «se hace para ti lo que crees». En esencia, nuestro pensamiento y expectativas crean nuestra realidad. Nuestras enseñanzas incorporan la antigua sabiduría de las tradiciones espirituales a través de los tiempos. Gente de todos los caminos espirituales son bienvenidos en nuestras comunidades. Ayudamos a las personas a experimentar una relación personal con el creador; promovemos una comunidad de tolerancia, comprensión y respeto; proporcionamos clases, programas, oración y meditación; y abogamos por una comunidad espiritual segura de personas con ideas afines interesadas en vivir una vida espiritual.

La Ciencia de la Mente (también conocida como Ciencia Religiosa) es la enseñanza central de los Centros para la Vida Espiritual. La Ciencia de la Mente es una filosofía que integra las verdades espirituales con la ciencia y la física. En pocas palabras, la Ciencia de la Mente enseña la unidad de toda la vida. Las intenciones e ideas fluyen a través de un campo de conciencia, que en realidad afecta y crea el mundo que nos rodea. Esta idea es común a la mayoría de las grandes religiones y está apoyada por las enseñanzas de la psicología y la física cuántica. En la Ciencia de la Mente, creemos que el secreto para vivir una vida exitosa es elegir conscientemente pensamientos positivos y productivos. Dicho de otra manera, «Como piensas, así te conviertes».